Teotihuacán: Ciudad de dioses

El turismo en México es muy diverso, pues cuenta con playas, grandes cordilleras, hermosas ciudades, mágicos pueblitos y por supuesto zonas arqueológicas llenas de historia. En este caso nos gustaría hablar de una zona que… ¡no te puedes perder!. A tan solo 49 km de la Ciudad de México, se encuentra en el Estado de México una de las zonas arqueológicas más importantes de Mesoamérica, Teotihuacán.

Teotihuacán proviene del náhuatl, que significa lugar donde nacieron los dioses, nombre con el que se le bautizó a este recinto por los mexicas o aztecas aproximadamente en el siglo VIII d.C. al encontrar estas ruinas de una civilización anterior a ellos. Esta zona arqueológica fue nombrada el 11 de diciembre de 1987 Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura, por sus siglas en inglés, mejor conocida como UNESCO

Es una de las zonas arqueológicas más visitadas en el mundo y es muy curioso, pero es casi nula la información que se tiene sobre sus primeros pobladores. Quizás es este misterio lo que hace de este lugar tan atractivo y un espacio al que muchos llegan a recargarse de energía.  

Sé testigo de toda la historia oculta y descubre la magia que tiene Teotihuacán… La Ciudad de los Dioses

Geología del Valle de Teotihuacán

Pirámides en Teotihuacan

El valle de Teotihuacán cuenta con más de 14 mil km2 de superficie y su altitud va desde los 2,240 hasta los 3,200 metros sobre el nivel del mar. El valle está rodeado por los cerros Malinalco, Gordo y Colorado, al sur la Sierra de Patlachique y al norte se encuentra Otumba, un “pueblo mágico” del Edo. de México. Al suroeste del valle se localiza el cerro Chiconautla, cerca de la antigua desembocadura del río San Juan. El cerro Tonalá, al poniente, marca la separación entre el valle de Teotihuacán y la llanura aluvial donde se encuentran TecámacZumpango.

Inicios de su Estructura

Estructura de Teotihuacán

Aproximadamente en el siglo III d.C. la zona arqueológica de Teotihuacán adquirió su forma definitiva y es lo más cercano a lo que se puede apreciar hoy en día. 

Diseñada en un plan urbano en torno a dos ejes: La Calzada de los Muertos (eje norte-sur) y la avenida donde inicia La Ciudadela (eje este-oeste), Teotihuacán contaba con amplias calzadas, con eficiente provisión de agua, un excelente sistema de drenaje y enormes construcciones como la Pirámide de la Luna, La Ciudadela, la Pirámide del Sol, templos y palacios todos recubiertos de estuco y decorados con murales de colores vivos.

Es impresionante imaginar las cantidades de mano de obra que requirieron para la construcción de estas edificaciones y la visión de organización social que tenían, pues se estima que Teotihuacán alcanzó una superficie de 20,5 km2 y contaba con alrededor de 85 mil habitantes durante los siglos V y VI d.C., confirmando así el gran poder y desarrollo que tenían en la región.

Que Visitar

Calzada de los Muertos en Teotihuacán

Teotihuacán tiene en su totalidad más de 20 km2, pero te recomendamos que entres por la Puerta 1 e inicies todo el recorrido por la Calzada de los Muertos, que es la artería principal del recinto. A continuación, te recomendamos los puntos que si o si debes visitar durante tu visita para que lo hagas caminando a tu tiempo y tranquilo. 

  1. La Ciudadela:

Entrando por la puerta 1, la primera estructura que encuentras es La Ciudadela, desde donde podrás observar las 15 pirámides de Teotihuacán. Es un complejo arquitectónico con una superficie de 160.000 m2. La pirámide principal de La Ciudadela es el Templo de Quetzalcóatl, que se cree, pudo representar uno de los centros administrativos de la ciudad. También encontrarás los peldaños del Templo de Quetzalcóatl con unas tallas increíbles, que debes de apreciar.

2. Templo de la Serpiente Emplumada (Quetzalcóatl):

Es el tercer monumento más grande de Teotihuacán. Tiene una de las decoraciones más bellas y complejas de la época prehispánica, pues tenía siete cuerpos decorados con inusitada opulencia. En sus alfardas, taludes y tableros fueron tallados los sinuosos cuerpos de serpientes emplumadas nadando entre conchas y caracoles. Las serpientes de los tableros cargan entre la cabeza y el cascabel un tocado, los cuales estaban pintados de colores intensos pero que al día de hoy se han perdido.

3. Calzada de los Muertos

La Calzada de los Muertos es un amplio andador que atravesaba la ciudad de norte a sur. Este andador  de 2 km cuenta con 40 metros a lo ancho y tiene comienzo en la explanada frente a la pirámide de la Luna, y u extremo sur se expande hasta después de la Ciudadela. Este trayecto sur aún no ha sido explorado, pero se estima que su longitud supera los 4 km. 

A lo largo de esta Calzada se encuentran las construcciones más importantes de la zona como las dos pirámides, del Sol y de la Luna, el Conjunto de Quetzalpapálotl, con su Palacio, el Patio de los Jaguares y la Subestructura de los Caracoles Emplumados; La Ciudadela, con el Templo de Quetzalcóatl, el Complejo de la Calle de los Muertos, el templo de los Animales Mitológicos y los antiguos conjuntos habitacionales de categoría élite en la sociedad Azteca: Yayahuala, Tetitla, Xala y Zacuala.

4. Pirámide del Sol:

La pirámide del Sol es la mayor de las construcciones de Teotihuacán y es la segunda en todo Mesoamérica, detrás de la Gran Pirámide de Cholula. Está ubicada al oeste de la Calzada de los Muertos y por sus impresionantes dimensiones se puede apreciar a varios kilómetros de distancia e incluso impacta su tamaño desde que cruzas la entrada. La Pirámide del Sol tiene 63 metros de alto y cuenta con una base cuadrada de 225 metros a cada lado, lo que ha hecho que sea comparada con la pirámide egipcia de Keops. La estructura actual corresponde a la restauración que se le dio a principios del siglo XX, la cual finalizó con un total de 238 escalones hacia su cúspide y aunque su uso exacto no ha sido descifrado, se cree que era la estructura dedicada para la realización de diferentes tipos de ofrendas y sacrificios, así como la estructura astrológica de la zona. 

La mejor manera de conocer esta pirámide es tomando fuerzas para subir sus 238 escalones y disfrutar de la espectacular vista que hay en la cúspide. Así que si te da algo de vértigo sube con calma y con un buen acompañante.  

5.Pirámide de la Luna:

Ubicada en la parte norte de Teotihuacán, muy cerca de la Pirámide del Sol, la Pirámide de la Luna tiene una planta cuadrada aproximadamente de 43 metros de alto por 45 metros de lado. A primera vista se ve igual de alta a la Pirámide del Sol, pero La Pirámide de la Luna se encuentra en un terreno más elevado haciendo que haya un juego óptico entre las dos pirámides. Esta pirámide era dedicada a la diosa de la agricultura, la cual cuidaba de su cosecha (actividad económica principal), y le daba un valor monetario representativo a la ciudad.

¡Anímate a tomarte una buena foto en la cúspide de la Pirámide, a comparación de la Pirámide del Sol tiene menos escalones!

Información del lugar

La entrada a la zona puede realizarse por cinco puertas, distribuidas e interconectadas por un camino periférico empedrado que circunda el área monumental. Se encuentra abierto al público los 365 días del año con un horario de 9:00 a 17:00 horas y los museos dentro de la zona arqueológica de 9:00 a 16:30 horas.

Teotihuacán tiene un costo de $65.00 pesos mexicanos por persona y es posible ingresar equipo fotográfico no profesional pagando una cuota de $45.00 pesos mexicanos. Si viniste en coche ¡no te preocupes! Pues cuenta con estacionamiento para todo tipo de vehículos:

Motocicletas – $20.00 pesos mexicanos

Autos- $45.00 pesos mexicanos

Vehículo (+ 10 personas)- $80.00 pesos mexicanos

Vehículo (+ 20 personas)- $160.00 pesos mexicanos

Visitantes en Teotihuacán

Y si es la primera ver que visitas esta hermosa zona histórica y quieres conocer cada rincón de él a fondo, te recomendamos plenamente un guía, quien te explicará detalladamente cada espacio que se encuentra en el recinto con datos culturales e historias urbanas que han existido en la zona, lo que lo hace más atractivo para los turistas. Se cuentan con guías en idiomas como el francés, italiano, portugués e inglés para que no te pierdas ningún detalle, además siéntete libre de preguntar lo que gustes.

Te recomendamos llevar ropa cómoda al igual que un calzado cómodo para caminar ya que tendrás que subir más de 200 escalones en las pirámides. No olvides protector solar, una gorra y lentes de sol con los cuales puedas proteger tu piel y rostro. Definitivamente “la ciudad de los dioses” te invita a pasar un día completo disfrutando de su clima, edificaciones prehispánicas, museos con muestras de objetos como vasijas, disfrutar de la comida y puestos de recuerdos para llevarte un poquito de este lugar a casa.

Así que no olvides visitar Teotihuacán la próxima vez que te encuentres cerca de la CDMX. Verás que valdrá la pena cada centavo gastado, tanto que querrás hospedarte en los hoteles aledaños a la zona para seguir disfrutando de la cultura Azteca al día siguiente.

Encuentra vuelos baratos a la Ciudad de México
No olvides ehcarle un vistazo a nuestra página de Inspiración para más consejos de viajes. También revisa nuestro artículo de las cuatro razones para visitar la Ciudad de México, antes de darte la vuelta por Teotihuacán.